Rutas y Circuitos

Circuito del Queso

A 15 minutos al oriente de Celaya se ubica Apaseo El Grande, el municipio con una sólida actividad ganadera que tanta fama ha obtenido debido a sus lácteos. Su eficiencia en la cría vacuna, ovina y caprina compite con la cuenca lechera de La Laguna, en Coahuila. Para conocer la vida de una granja y la forma en que se producen quesos artesanales, existe un recorrido organizado por la operadora turística Passus Liberi. Le llaman “aPaseo del Queso”, dura alrededor de cinco horas, y comienza en Mesón Don Porfirio, un hotel boutique ubicado en una antigua quesería. Ahí se exhibe un asombroso cristo tallado en madera.

Después se visitan dos fábricas. La primera es Lácteos Muñoz Ledo, fundada en 1930 por el patriarca de la familia, Carlos Muñoz Ledo Cabrera. Se trata de una empresa casera en la que se aprende a preparar tanto queso provolone como ranchero, al tiempo que se degustan siete de sus mejores quesos acompañados de pan recién horneado y aguamiel. Además de quesos elaborados con leche de vaca, aquí se producen cremas, mantequilla y yogurt. La siguiente parada es en Oly Granja y Quesería, el rancho de la familia Oliveros dedicado a la cría de ovejas y cabras, y a la producción de más de 25 tipos de queso con la leche de unas y otras.

En una segunda degustación de siete quesos, se aprende a distinguir entre los suaves y duros, los madurados, ahumados o curados. Se conoce su cava, también los corrales donde se llevan a cabo prácticas pecuarias amigables. Al final es posible adquirir en su tienda los quesos preferidos, al igual que vinos, conservas, ates y jabones de leche de cabra. En el paseo están incluidos, para contento del paladar, otros antojitos más: gorditas de queso enchilado, una vaquita rellena de chicharrón y nieve de queso con zarzamora.